Fósiles de un pingüino de tamaño humano, descubiertos en Nueva Zelanda

Share This
Etiquetas

Huesos fosilizados de un pingüino del tamaño de un ser humano han sido desenterrados en el yacimiento de Waipara Greensand, en Nueva Zelanda.

El animal recién descubierto, llamado “pingüino monstruo”, por el Museo de Canterbury, es parte de la gigantesca fauna que alguna vez habitó Nueva Zelanda. No en vano, es una de las especies de pingüino más grande que se ha encontrado.

Se cree que los pingüinos alcanzaron ese tamaño debido a que los grandes reptiles marinos desaparecieron de los océanos casi al mismo tiempo que los dinosaurios.

La especie Crossvallia waiparensis, como fue denominada, vivió hace aproximadamente 66 millones de años, durante el Paleoceno, pesaba hasta 80 kilos y medía aproximadamente 1.6 metros de altura, uno de los pingüinos más grandes jamás descubiertos. Se parece a otro pingüino gigante prehistórico, Crossvallia unienwillia, que se encontró en la Antártida en 2000.

Un equipo del Museo de Canterbury y del Museo de Historia Natural de Senckenberg, en Frankfurt, Alemania, analizaron los huesos. El análisis de las patas del pingüino sugirió que las usaban para nadar mucho más que sus parientes modernos y posiblemente aún no se habían adaptado para pararse erguidos.

Actualmente, el pingüino vivo más grande es el pingüino emperador, que mide 1.2 metros de altura.

Fuente: europapress.es, xatakaciencia.com