Plástico biodegradable hecho a base de almidón de maíz

Share This
Etiquetas

Originario del continente americano, el maíz es un cultivo esencial en la población mexicana y de Centroamérica. Y ahora, además de servir en la alimentación diaria, uno de sus derivados también se puede usar como materia prima en la elaboración de platos y vasos.

Se trata de manera particular del almidón del maíz, que luego de un estudio realizado por el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), Unidad Querétaro, se descubrió que de dicha sustancia se puede obtener un polímero natural para elaborar material plastificado biodegradable.

“El almidón de maíz está disponible todo el año, es de bajo costo y accesible en grandes volúmenes, pues se cosecha en varios estados del país”, explicó el doctor Fernando Martínez Bustos, líder de la investigación.

Esta investigación se llevó a cabo durante cuatro años, apoyada por el Cinvestav, y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). El objetivo de los materiales que ha elaborado el investigador en su laboratorio es que pueden sustituir a los fabricados con residuos derivados del petróleo, los cuales contaminan el medio ambiente pues se degradan en por lo menos cien años.

Los productos elaborados a base del almidón del maíz son amigables con el medio ambiente, pues tienen la capacidad de deshacerse en menos de un año, la producción no resulta costosa y es de fácil implementación para una empresa que quiera dedicarse a producir este material.

“Nuestros productos se biodegradan en un tiempo aproximado a 180 días, son muy resistentes en términos de consistencia, los aplastas y no les pasa nada. Son resistentes al frío y al calor y tienen una vida en anaquel de diez años”, argumenta Amelia Guadarrama, agente de ventas de Abasto Verde, empresa comprometida con el medio ambiente dedicada a la venta de vasos biodegradables de almidón de maíz.

 

Fuente: dicyt.com, metrocubicos.com