El té negro contra el sobrepeso

Share This
Etiquetas

CIENCIA UANL / AÑO 21, No. 87 enero-febrero 2018

En mi ciudad, hace un par de meses nos despertamos con la noticia de varias defunciones de mujeres que consumieron pastillas para bajar de peso. Tal noticia encendió las alarmas de qué cosas consume la gente en su búsqueda por alcanzar el peso ideal. Al respecto, el equipo de Susanne Henning, del Centro de Nutrición Humana, de la Escuela David Geffen de Medicina en la Universidad de California, en Los Ángeles (UCLA), Estados Unidos, ha demostrado por primera vez que el té negro puede promover la pérdida de peso en personas con kilos de más, así como propiciar otros beneficios para la salud, al cambiar las bacterias del intestino de una manera beneficiosa. En una serie de experimentos con ratones, los autores de este nuevo estudio han comprobado que el té negro altera el metabolismo energético en el hígado mediante el cambio de los metabolitos del intestino.

Los beneficios del té verde ya eran conocidos; los resultados del nuevo estudio apuntan ahora a que los polifenoles en este té y en el negro acaban provocando cambios en la población bacteriana intestinal con efectos similares en cuanto a regulación del peso corporal de la persona.

Los análisis de los experimentos indican que tanto el té negro como el verde cambiaron la proporción de las bacterias intestinales en los animales: el porcentaje de bacterias asociadas con la obesidad disminuyó, mientras que aquéllas asociadas con una masa corporal sin grasa excesiva se incrementaron.

Entre las causas de la tendencia al sobrepeso figura la de tener una flora intestinal inadecuada, la cual promueve la retención de grasa. Los resultados de la nueva investigación sugieren que tanto el té verde como el negro contienen sustancias que favorecen la proliferación de microorganismos buenos que contribuyen a la salud de la persona (fuente: SINC).