¡Una estrella que devora astros!

Share This
Etiquetas

CIENCIA UANL / AÑO 20, No. 85 julio-septiembre 2017

Lo sé, suena a una producción de Steven Spielberg, pero no, se trata de un devorador de mundos que acecha a unos 350 años-luz de distancia. Según un reciente estudio de Semyeong Oh, de la Universidad de Princeton; David Hogg, del Instituto Flatiron adscrito a la Fundación Simons, y Justin Myles, de la Universidad Yale (todas estas entidades en EE. UU.), en el cual se ha comparado la composición química de un par de estrellas parecidas al Sol (llamadas oficialmente HD 240430 y HD 240429), una de ellas ha consumido el equivalente a 15 planetas rocosos con la masa de la Tierra cada uno (al parecer la estrella tiene mucha hambre).

Bautizada como Kronos en honor a Cronos, el titán que devoró a sus hijos en la mitología griega, la estrella es el caso más claro y espectacular hasta la fecha de una estrella parecida al Sol que consume sus propios planetas.

Aunque los autores del estudio no tienen evidencias directas de que hubiera planetas orbitando las estrellas, la idea de un sol devorador de planetas era lo que tenía más sentido con arreglo a los datos obtenidos. Las diferencias de composición química entre Kronos y Krios son más pronunciadas para elementos como el hierro, el silicio, el magnesio y el litio, ingredientes principales de planetas rocosos como la Tierra. Dado que estos elementos se hallan concentrados en las capas exteriores de Kronos en lugar de estar mezclados por toda la estrella, los investigadores han llegado a la conclusión de que ésta probablemente consumió una cantidad de material rocoso equivalente a bastantes planetas unos 1.000 millones de años o más después de su formación. El material añadido alteró la composición de las capas externas de Kronos, volviéndola claramente distinta de la de su hermana. A partir de los datos, los investigadores estiman que Kronos se ha tragado mundos rocosos con una masa conjunta de 15 veces la de la Tierra, ¿qué miedo, no crees? (fuente: Agencia SINC; Luis E. Gómez).