La industrialización: del segundo auge industrial a la crisis de 1982

Share This
Etiquetas

industrializaciondelsegundoauge

Isabel Ortega Ridaura (coordinadora)
Fondo Editorial de Nuevo León,
Secretaría de Educación. México, 2007

CIENCIA UANL / AÑO 18, No. 73, MAYO-JUNIO 2015

Entre los años comprendidos entre 1940 y 1982 se cuentan los momentos que más han marcado la vida de Nuevo León. Durante este periodo, coincidente con el llamado “milagro mexicano”, por las altas tasas de crecimiento económico y financiero, el estado pasó de ser un territorio eminentemente rural a ser urbano, concentrando más del 50 por ciento de su población en el área metropolitana de Monterrey; consolidó su industria, afianzó sus corporativos y sus instituciones financieras, modificó su expansión urbana de horizontal a vertical y se constituyó como un importante centro educativo. Así se lee en la introducción del segundo tomo de Nuevo León en el siglo XX. La industrialización, del segundo auge industrial a la crisis de 1982, coordinado por Isabel Ortega Riadura.

El volumen tiene como objetivo dar cuenta de los principales acontecimientos que marcaron la historia de Nuevo León entre los años cuarenta y la crisis de 1982. Por tal motivo se seleccionaron los temas considerados más relevantes y que influyeron en mayor medida la vida económica, política, social y cultural de la entidad. Así, podemos encontrar tópicos como “La industrialización de Monterrey: condicionantes y características del segundo auge industrial, 1940- 1970”, de Isabel Ortega Riadura; “Monterrey: una cultura propia”, de José Emilio Amores; “Movimientos sociales en Monterrey”, de Juan Ángel Sánchez, o “Los empresarios de Monterrey en la transición mexicana a la democracia”, de Vicente Sánchez Munguía.

Nuevo León en el siglo XX. La industrialización…reúne textos de maestros e investigadores especialistas en los temas que abordan, de ahí la importancia de su lectura. Algunos de ellos cuentan además con experiencia directa, ya sea por su desempeño en la administración pública o en la iniciativa privada, su papel en la promotoría cultural o su participación en movimientos sociales. Esto enriquece considerablemente la perspectiva al permitirnos una visión desde adentro de los fenómenos o hechos tratados en el texto.

Cabe destacar que el libro centra su atención principalmente en el área metropolitana de Monterrey, y deja un tanto cuanto de lado el campo nuevoleonés, esto no le demerita en absoluto, toda vez que, como dice su coordinadora, es precisamente en el área metropolitana donde se concentra la gran mayoría de la población y de la actividad económica del estado. (Luis E. Gómez)