NASA investiga la composición de Marte

Share This
Etiquetas

Los investigadores de la NASA buscan lograrlo por medio de la sonda térmica de la Mars Insight que ya está perforando el suelo marciano.

Los técnicos de la NASA lograron solucionar los problemas del instrumento de perforación de la sonda Insight. Ahora, sus sensores se encuentran explorando las profundidades del planeta.

Cabe recordar que la Insight, que tuvo su amartizaje en noviembre de 2018, cuenta con instrumentos como sismómetros y cámaras, pero la estrella de la función es el HP3 (Heat Flow and Physical Properties Package). Hablamos de un cabezal de perforación con un mecanismo percutor diseñado para adentrarse bajo el suelo marciano hasta una profundidad de entre tres y cinco metros. Cuando llegue a ese punto, se buscará medir el flujo de temperaturas que circula por el subsuelo del planeta.

Además de ser la primera ocasión en la que se explora Marte a esa profundidad, el experimento es fundamental porque permitirá a los investigadores conocer mejor la composición del planeta rojo y cómo ha evolucionado esa composición con el tiempo.

Aunque el HP3 se enfrentó con un problema: el instrumento de perforación se encontró con una superficie quebradiza cuya textura no creaba la suficiente fricción para que la sonda se adentrara en el suelo. Después de un poco más de 40 centímetros se detuvo. Los ingenieros responsables de la Insight intentaron compactar el suelo alrededor del cabezal perforador ejerciendo presión con un brazo robot. En un inicio, parecía que funcionaba, pero el terreno terminó arrojando la sonda.

El mes anterior, los ingenieros tomaron una decisión que hasta el momento habían intentado evitar: empujar el cabezal perforador con el brazo robot. El motivo por el cual habían intentado evitarlo es porque la parte de atrás de la sonda está llena de cables que podían sufrir algún daño si algo salía mal.

Todo parece indicar que no ha sido así, pues el cabezal perforador ha conseguido llegar a más profundidad y aparentemente se encuentra estable. Pero todavía es muy pronto para celebrar; no obstante, parece que en esta ocasión sí ha funcionado. Posiblemente, la sonda brindará nueva información en los siguientes meses, la cual se integrará a la que ya han descubierto, como el punto de que Marte tiene frecuentes terremotos o que su superficie cuenta con un campo magnético mayor de lo estimado.

 

Fuente: eitb.eus, cnnespanol.cnn