INDICADOR CONTRA EL SOL

Share This
Etiquetas

CIENCIA UANL / AÑO 22, No.97 septiembre-octubre 2019

¿Cuántas veces mamá nos ha ordenado ponernos el bloqueador solar y le contestamos que no porque el sol no está tan fuerte? Más de una, ¿verdad? Y es que en realidad no sabemos a ciencia cierta cuándo usar el bloqueador u otras medidas de protección solar. Pues bien, el Laboratorio de Fotobiología Dermatológica del Centro de Investigaciones Médico Sanitarias (Cimes), de la Universidad de Málaga (UMA), ha dado un paso más en su batalla contra el cáncer de piel. De forma pionera, ha desarrollado ‘UVI-LISCO’, un proyecto innovador que determina cuándo es necesario usar las diferentes medidas de protección solar en función de la sombra.

Se trata de un indicador elaborado a partir de la distancia de la sombra, según la altura de un objeto que la proyecta sobre una superficie que va graduada a intervalos fijos de unidades del índice ultravioleta (UVI), que cada día determina la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en España.

“Lo que hemos hecho es redescubrir, en cierto modo, el reloj solar y aprovechar uno de los usos de los obeliscos de la antigüedad”, explica el investigador de la UMA José Aguilera, quien junto con María Victoria de Gálvez son los impulsores del proyecto. “El principio es bien sencillo, utilizar un elemento que nos sirva para proyectar la sombra y otro que nos mida la distancia de sombra proyectada, que varía a lo largo del ciclo diario del sol, al igual que el índice ultravioleta (UVI)”, aclara.

El experto afirma que si se utiliza un objeto que proyecta la sombra de un metro de altura, la distancia de sombra proyectada será muy larga al inicio del día e irá disminuyendo a medida que avanza, ya que el sol se va acercando a su vertical máxima al mediodía.

“Cuando la sombra proyectada es de 0.70 m, es que el sol está tan vertical, que coincide con un índice UV de 6, y, por tanto, dentro del rango de índice UV de alto riesgo. Si utilizamos una sencilla ecuación podemos realizar un disco de sombra que predice, en cada momento del día, el índice ultravioleta solar, detectando cuándo se tienen que usar medidas de protección para no quemarse”, asegura.

Así, el investigador garantiza que, si la sombra que proyectamos es más larga que nuestra altura, estamos ante un buen momento para tomar el sol, por ello, en invierno, las sombras son más largas que en verano. Una alternativa al obelisco que, además, predice el índice UV en cualquier parte del mundo y en cualquier época del año. Barata, sencilla y siempre a mano. “Menos móvil y más mirar el cielo”, concluye Aguilera.

El experto en fotoprotección de la Universidad de Málaga recomienda que, cuando el índice ultravioleta es alto, se use ropa adecuada, como camisetas oscuras con tejido de algodón con colores oscuros, que son las que mejor protegen; gorros o sombreros, gafas de sol homologadas y cremas solares.

Finalmente, Aguilera aconseja que, en zonas descubiertas, utilicemos nuestro ‘Índice de Sombra IS70’, o lo que es lo mismo, cuando la sombra sea más corta que 70% de la altura de la persona, se evite la exposición al sol (fuente: UMA / Fundación Descubre).