PLANCHA DE COCINA EFICIENTE

Share This
Etiquetas

 

CIENCIA UANL / AÑO 22, No.96 julio-agosto 2019

A quién no le ha tocado ver en la calle un puestecito de tacos donde el señor o la señora que atienden les da vuelta a las tortillas de harina o maíz en una especie de comal o plancha incrustada en la estructura del “carrito taquero”. Se les antojaron los tacos (niéguenmelo). Pues bien, en la búsqueda de soluciones novedosas a problemáticas del día a día, el Departamento de Ciencias Energéticas y Fluídicas (El Salvador) desarrolla estudios sobre temas con impacto social. En esa línea, entre 2016 y 2017 se llevó a cabo la investigación ‘Fortalecimiento de la capacidad técnica y científica en el área energética de la industria metal-mecánica especializada en la fabricación de cocinas de plancha’. 

“Pensamos en la cocina de plancha porque en El Salvador se utiliza mucho; su construcción siempre ha sido artesanal, con criterios empíricos, y representaba una oportunidad de hacer un producto mejorado que pusiera en menos riesgo a los usuarios”, explica Mario Chávez.

De acuerdo con el docente del Departamento e investigador principal, ésta se planteó entre sus objetivos diseñar una cocina de plancha que incorporara criterios térmicos y mecánicos mediante un proceso de fabricación optimizado. El modelo se probó en tres tortillerías y pupuserías, donde se comparó su desempeño en cuanto a consumo de gas con un modelo de plancha comercial.

Aarón Martínez, jefe del Departamento, explica que la plancha de gas eficiente, como también la llaman, logra un ahorro de gas de hasta un 53 por ciento en comparación con las planchas tradicionales. Además, afirma, “reduce la temperatura de la estructura, con lo que se mejora el uso para las personas. Procuramos que las investigaciones del Departamento fomenten la eficiencia energética y un mejor uso de los recursos”.

En las pruebas de campo realizadas en los tres negocios, el parámetro que se utilizó fue la relación entre la cantidad de pupusas/tortillas cocidas en la plancha y el consumo de gas total, primero con la plancha normal utilizada en cada establecimiento y luego con la plancha eficiente. En términos económicos, los resultados mostraron que en un negocio que opera 25 días al mes el ahorro durante el mismo período es de $119 colones salvadoreños, que equivalen a unos $13.6 dólares estadunidenses, lo cual es un buen ahorro para su economía. 

Luego de las diversas pruebas, el modelo de plancha eficiente ya puede ser comercializado. Actualmente, un banco se encuentra desarrollando un plan para abrir líneas de crédito que les permitan a pequeños empresarios y emprendedores hacerse con una (fuente: UCA/DICYT).