CAMUFLAJE ARÁCNIDO

Share This
Etiquetas

Cuando a Peter Parker lo picó aquella araña con ADN modificado, jamás se imaginó en lo que se iba a convertir: “el Hombre Araña”. Pero hoy no te quiero hablar de un humano vestido de araña, sino de algo igual de asombroso; se trata de la pequeña araña saltarina Synemosyna formica, la cual se disfraza de hormiga; sí, leíste bien. Como muchos insectos y otros arácnidos, estas arañas del este de América del Norte pretenden evitar convertirse en el almuerzo de algún pájaro imitando el aspecto de las hormigas, que resultan poco apetitosas y dan algunos quebraderos de cabeza al animal que se atreva a engullirlas.

La imitación de la araña saltarina, capaz de saltar 50 veces la longitud de su cuerpo, ha alcanzado tal nivel de precisión que incluso sacrifica esta habilidad para parecerse aún más a las hormigas, incapaces de saltar. Sin embargo, esto conlleva un inconveniente, pues ponen tanto empeño en su “outfit”, que al momento del apareamiento las arañas de su propia especie a veces no consiguen distinguirlas.

Ésta es una de las observaciones que ha realizado un equipo de biólogos de la Universidad de Cincinnati (EE.UU.) y que han presentado en una conferencia de la Society of Integrative and Comparative Biology en Tampa, Florida. Los investigadores utilizaron un enfoque matemático para comparar las formas complejas de ambos animales y realizaron un estudio anatómico llamado morfometría.

“No es suficiente con parecerse a una hormiga”, indica Nathan Morehouse, profesor de ciencias biológicas en la universidad estadounidense. Para engañar a los depredadores inteligentes, también es necesario actuar como una. Aunque las arañas tienen ocho patas, en lugar de seis como las hormigas, sus dos patas delanteras se convierten en unas improvisadas antenas, como las de las hormigas.

“El nivel de mimetismo que encontramos en las arañas saltarinas es increíblemente detallado”, añade el investigador. Son capaces de imitar otro comportamiento de las hormigas que consiste en seguir un rastro químico de un camino, cuando no tiene ningún significado funcional para arañas. También reproducen la locomoción de las hormigas tambaleándose al caminar.

Pero el disfraz de S. formica es excepcional por otra razón: imita a dos especies diferentes de hormigas durante su vida. Para hacer que la ilusión sea más convincente, las arañas adultas imitan a Camponotus, una especie de hormiga más grande; y las arañas más jóvenes copian a unas hormigas negras más pequeñas llamadas Crematogaster. Increíble, ¿no te parece? (fuente: SINC).