Mascotas felices: amor incondicional

Share This
Etiquetas

La mayoría de las personas no puede evitar mirara sus mascotas y recordar el día en que se enamoraron de éstas. Pueden considerarse afortunados de compartir sus vidas con animales cariñosos, por lo que suelen hacer todo para mantenerlas felices y saludables. Pero, también, las mascotas hacen mucho por sus respectivos amos. Ellos les enseñan a cómo amar incondicionalmente y a ser un buen amigo. Cuando, por ejemplo, prestan una pata reconfortante en tiempos de necesidad o mucho estrés.

La profesora del Colegio de Medicina Veterinaria y Ciencias Biométricas de Texas A & M, Sarah Griffin, describió las formas en que nuestros amigos peludos muestran amor y afecto. Como los gatos que muestran afecto a sus dueños ronroneando y sentándose en sus regazos, frotándose contra sus piernas y siguiéndolas, algunas otras veces, pueden incluso morder suavemente.

Los dueños de los gatos pueden encontrar incluso que sus mascotas les traen juguetes: objetos encontrados al azar (como ataduras para el cabello), o inclusive un pájaro o ratón. Esto lo consideran un regalo y es una clara señal de que su gatito se preocupa por ellos.

Por otro lado, los perros muestran afecto a través de la cola, meneándola, lamiendo y jugando con sus dueños. También pueden acurrucarse a un lado de ellos para tomar una siesta, especialmente después de que han dado una relajante caminata.

Con todo este amor, que las mascotas muestran a sus dueños, no es de extrañar que éstas tengan mucho amor por otros animales. Tanto perros como gatos jugarán, se abrazarán, se acicalarán y tomarán siesta juntos. Aunque es un cliché muy común que los perros y los gatos sean representados como enemigos, también pueden convertirse en buenos amigos cuando conviven juntos.

No cabe duda de que las mascotas son una parte esencial y sobre todo especial de una familia y hay que apreciar ese regalo de amor incondicional que las mascotas dan retribuyéndoselos con el mismo amor. Fuente: Universy.