Plástico en las calles

Share This
Etiquetas

Utilizar materiales contaminantes en cosas “básicas” que el ser humano necesita es una de las grandes problemáticas de la actualidad; la creación de carreteras y autopistas es un ejemplo claro, pues el uso del asfalto es altamente contaminante para el planeta.

Ante esto, científicos de la empresa VolkerWessels han encontrado una forma de suplantar el uso del asfalto por el plástico que, actualmente, se encuentra contaminando los océanos, ayudando a la limpieza de éstos y favoreciendo tanto al medio ambiente como a la economía.

Al recuperar los desechos plásticos, se convierten en pequeñas piezas, parecidas a los legos, que son  capaces de ensamblarse para crear una carpeta asfáltica. Su estructura favorece una reparación más eficaz y óptima, además de que se adecua a las necesidades de drenaje o cableado eléctrico sin necesidad de volverles completamente subterráneas, que de igual forma facilitarían su atención cuando lo requieran; este proyecto se ha puesto en marcha en dos ayuntamientos ingleses.

Esta nueva forma de “asfalto” tiene muchas ventajas, pues además de ayudar a la limpieza de nuestros océanos, su estructura permitiría  mover las carreteras de acuerdo a las necesidades del terreno, y lo mejor de todo: en menor tiempo y costo. Su apoyo ecológico va más allá de la “limpieza”, pues reduciría la producción de asfalto que supone 1.6 millones de toneladas de emisiones de CO2 al año para el medio ambiente, mientras que el procesamiento del plástico es de un nivel contaminante inferior.

Esta nueva forma de hacer carreteras tiene un antecedente: un científico hindú desarrolló, bajo la misma materia prima, es decir, plásticos, una especie de esporas que funcionan como pegamento ecológico y  que reducen la problemática contaminante del asfalto convencional. La ciudad de Vancouver ha utilizado, recientemente, este método para dar mantenimiento a sus calles.

De igual forma, también existe una “presentación” mucho más moderna que consiste en sustituir la mayor parte de la sustancia viscosa que se extrae del petróleo, es decir, el betún, y que sirve para ligar el asfalto, por gránulos de plástico reciclado, dando como resultado una nueva mezcla asfáltica, ya no bloques como el proyecto de VolkerWessels. Tanto uno como otro son proyectos prometedores e innovadores que se espera lleguen a muchas regiones lo más pronto posible.

Yolanda Rodríguez Rodríguez

carreteras hechas de plástico reciclado. (16 de julio de 2016). Recuperado el 20 de abril de 2017, de Eco inventos: http://ecoinventos.com/carreteras-hechas-de-plastico-reciclado/

Manisse, R. (s.f.). Carreteras de plástico. Recuperado el 20 de abril de 2017, de Ecocosas: https://ecocosas.com/rec/carreteras-de-plastico/