La pertinencia de la difusión y divulgación tecnocientífica en México

Share This
Etiquetas

Science Magazine

PEDRO CÉSAR CANTÚ MARTÍNEZ*

CIENCIA UANL / AÑO 18, No. 75, SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015

Indiscutible, hoy en día, el desarrollo científico y tecnológico incide notablemente en el desarrollo de las naciones, y por la información cada vez más cercana a las actividades habituales que emprendemos en nuestra sociedad. Esta sociedad del conocimiento se concreta a partir de la comunicación de los académicos e investigadores en diversos espacios, con la finalidad de dar soluciones a los desafíos sociales, económicos y ambientales que afrontamos, debido a que el conocimiento que generan se articula cada vez más con el entorno social. En nuestro país, la Ley de Ciencia y Tecnología señala que impulsará la participación de las instituciones de educación superior en la transmisión y aplicación de la ciencia y la tecnología; y si consideramos que el conocimiento emanado de estas instituciones es un bien de carácter social, reconocemos la relevancia que adquiere la difusión y la divulgación del conocimiento en México.

Aludimos a los términos difusión y divulgación tecnocientífica porque los versados en el tema indican que la comunicación del conocimiento que cada una de estas expresiones da cuenta de distintas audiencias. El vocablo difusión refiere que se establece una comunicación de manera particular con grupos focales o sectores sociales de interés que aprovecharán el conocimiento; mientras que la expresión divulgación tiene como objetivo el hacer accesible el conocimiento a un grupo más extenso de público, además de los conjuntos sociales de interés. En México, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) ha creado, para tal fin, el Índice de Revistas Mexicanas de Investigación Científica y Tecnológica y el Índice de Revistas Mexicanas de Divulgación Científica y Tecnológica, los cuales cuentan con 137 y 19 revistas indizadas, respectivamente. De acuerdo al Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación 2014-2018, mediante la difusión y la divulgación, entre otros aspectos, se pretende promover políticas públicas apropiadas a las necesidades nacionales y mejorar las prácticas de aplicación de la ciencia y la tecnología en el país para hacerlo más competitivo.

La Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), en los últimos años, ha tenido un progreso relevante en las capacidades de sus profesores para la generación y aplicación del conocimiento, aunado además de la pujante labor editorial para la difusión y divulgación del conocimiento que se genera en ella, así como también el ofrecer un espacio en el plano nacional e internacional para la información que se conciba en estos ámbitos. Esto le ha permitido insertar revistas en los índices de calidad que avala el Conacyt, como ejemplo de lo antes mencionado encontramos el empuje editorial de la revista CiENCiAUANL. Esta tarea le concede a la UANL edificar una plataforma que le permite, como institución de educación superior, erigirse como un polo de referencia para el desarrollo científico, tecnológico y humanístico en el país, que ha atraído la atención en el concierto nacional como internacional. Lo antes aludido le confiere a la UANL consolidar un modelo de actuación eficiente y vigoroso, para llevar a cabo vinculaciones, convenios y cooperaciones con los sectores sociales, asistenciales, productivos y gubernamentales.

Finalmente la difusión y divulgación del conocimiento científico y tecnológico se reconocen como actividades esenciales en el país y la Universidad Autónoma de Nuevo León, como instancia de educación superior, con pertinencia y responsabilidad social, contribuye a este propósito nacional.

 

*Universidad Autónoma de Nuevo León, FCB.

Contacto: cantup@hotmail.com, pedro.cantum@uanl.mx