El patrimonio paleontológico de Nuevo León

Share This
Etiquetas
rescate monstruo aramberri

Especialistas de la Facultad de Ciencias de la Tierra y de la Universidad y Museo de Ciencias Naturales de Karlsruhe.

JAVIER AGUILAR PÉREZ*

CIENCIA UANL / AÑO 18, No. 72, MARZO-ABRIL 2015

El noroeste de México es una región que alberga una gran riqueza en cuanto a patrimonio paleontológico se refiere. Los antecedentes de su registro datan de finales del siglo XIX y comienzos del XX, cuando exploradores provenientes de Europa y Estados Unidos de América recorrieron nuestra región en busca de yacimientos minerales, y años más tarde, en la incipiente prospección de hidrocarburos. Muy pronto les siguieron los pasos los propios investigadores mexicanos que sentaron las bases para la comprensión del contexto geológico general de nuestro país. Conjuntamente al desarrollo de sus actividades en campo, estos personajes fueron testigos, y en algunos casos pioneros, en el registro de nuevas especies de plantas, animales marinos y enormes vertebrados terrestres que alguna vez poblaron esta región.

Por mencionar un ejemplo, en nuestro estado, son muy abundantes los afloramientos de rocas calcáreas, originadas en amplias plataformas marinas, siendo una de las más importantes y extensas de nuestro país la denominada Plataforma Cupido, que comenzó su formación a principios del periodo Cretácico. Estas plataformas calcáreas son especialmente importantes debido a que en sus depósitos se pueden encontrar diversos yacimientos minerales muy significativos para la industria, además de que las propias rocas son aprovechadas en la preparación y producción de cemento.

La edad de la Plataforma Cupido en Nuevo León corresponde precisamente al periodo cuando ya grandes dinosaurios poblaban otros territorios del noreste de nuestro país, por ejemplo, Coahuila, donde existe evidencia de lo abundantes que llegaron a ser estas enormes criaturas. Ya que la mayor parte de nuestro estado estuvo cubierto por mar, el registro paleontológico, al menos para los periodos Jurásico y Cretácico, corresponde principalmente a organismos marinos de tipos muy variados y abundantes, como los amonitas, corales, rudistas (moluscos bivalvos), peces y en casos verdaderamente excepcionales, reptiles marinos como el conocido Monstruo de Aramberri. Sin duda, de todos los grupos fósiles presentes en nuestro pasado geológico, son los dinosaurios y los grandes reptiles marinos los que más llaman la atención del público, sobre todo por la fascinación que sentimos al observar sus grandes restos, y más aún cuando éstos han sido protagonistas de un sinnúmero de películas que nos muestran reconstrucciones plausibles de estas criaturas. Sin embargo, la presencia de los dinosaurios no es algo nuevo en el imaginario popular, recordemos las muy conocidas animaciones de la década de los sesenta, Los Picapiedra, que hicieron las delicias de la infancia de nuestros padres y de varias generaciones posteriores. Gracias a estas producciones de televisión, y a las modernas películas generadas por computadora, es que el conocimiento de la Tierra ya no es propiedad única de discusión de los círculos científicos ¡qué va!, ahora mismo abundan niños, y no menos adultos, que fascinados por las recreaciones digitales de nuestro pasado y sus seres vivos de la prehistoria, se ven atraídos a cualquier lugar que les permita conocer más de la historia geológica y de la vida en nuestro planeta.

Nuestro estado contiene una gran riqueza en lo referente a patrimonio paleontológico y a pesar de que existe una gran cantidad de estudios en paleontología y de ser la cuna de fósiles únicos a nivel mundial, está aún lejos de ser completada la labor de los paleontólogos, quienes nos prometen seguir sorprendiéndonos con descubrimientos que harán volar nuestra imaginación a mundos pasados.

Es en este escenario en el que las universidades, museos y en general todos aquellos involucrados en el desarrollo de la ciencia en México deberían estar atentos a contribuir en la divulgación del conocimiento que forjará la base de una sociedad mejor informada con la que todos soñamos.

* Universidad Autónoma de Nuevo León. FCT.
Contacto: javieraguliarperez@gmail.com

The_Monster_of_Aramberri_by_karkemish00