La Cervecería Cuauhtémoc y la industrialización del noreste mexicano

Share This
Etiquetas

cerveceriaindustriaart

Eduardo Cázares Puente*

CIENCIA UANL / AÑO 17, No. 69, SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2014

Artículo en PDF

En el año de 1890 se fundó la Cervecería Cuauhtémoc y aquel acto fue como una clarinada que despertó a los nuevoleoneses que se entregaron a la acción creadora. (1)
Nemesio García Naranjo

Desde mediados del siglo XIX, la actividad comercial reinó como motor económico en el noreste de México. Verdaderas joyas eran las mercancías traídas por comerciantes y arrieros provenientes de las ferias del Bajío a las ciudades y villas de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas. Sin embargo, varios aspectos aceleraron la vida pausada de estas localidades: la guerra civil de Estados Unidos (1861-1865) permitió la entrada de capitales provenientes de los agricultores sureños de ese país que comerciaban algodón con Inglaterra, y debían pagar derecho de paso por las aduanas fronterizas del noreste mexicano; asimismo, la llegada del ferrocarril disminuía cada vez más las distancias entre un lugar y otro.

Estas circunstancias dieron pie a un fuerte brote industrial en el noreste del país, ejemplificado con el surgimiento de la Cervecería Cuauhtémoc de Monterrey en 1890, así como su desarrollo y consolidación en los siglos XX y XXI. Manuel Neira Barragán refiere en su libro, El Monterrey del ayer, que:

…ya desde los años del noventa, el ajetreo en esta ciudad [Monterrey] era admirable, todo tendía hacia delante, avanzando hacia una era de modernidad ejemplar. Las viejas construcciones del Monterrey antiguo iban desapareciendo para construir allí edificios. En el primer cuadro de la ciudad: Morelos y Zaragoza y el que corresponde a Padre Mier y Juárez en el Mercado Colón (recién inaugurado), se estaban echando abajo las casas antiguas y edificándose construcciones de tipo europeo. (2)

jvconsultores punto com

Don José Calderón Penilla, próspero comerciante regiomontano, había establecido en la ciudad su fábrica de cerveza, “El León”, en 1886; y como poseía la Casa Comercial Calderón gozaba del prestigio y la preferencia del comercio de la región.

Constituida en 1887, la sociedad mercantil “José Calderón y Cía.”, junto a Isaac Garza y José A. Muguerza, para seguir ejerciendo la actividad comercial en todas las ramas, don José Calderón planificó, con el célebre maestro cervecero José María Schnaider (hijo del fundador de la cervecería de ese mismo nombre), el establecimiento de una nueva fábrica cervecera en la ciudad. José María Schnaider había sido contratado por el mismo José Calderón, en un viaje que realizó a la ciudad de San Luis, Missouri, a observar técnicas de fermentación para mejorar la elaboración de su cerveza que fabricaba en “El León”. (3)

Radicado José María Schnaider en la ciudad, comenzó junto a Calderón Penilla, Isaac Garza y José A. Muguerza, a planificar la instalación de una fábrica cervecera en la ciudad. Federico Arreola y Enriqueta Medina refieren:

La idea de producir cerveza en gran escala apasionaba a don José Calderón, que se empeñó en mejorar el producto iniciado en 1886, de tal modo de elaborar uno más completo y moderno, proyecto en el que iba a desempeñar un papel central el señor Schnaider y en el cual don José incluyó a don Isaac Garza y a don José A. Muguerza, quienes cada vez se integraban más en su calidad de socios a la empresa dirigida por el señor Calderón Penilla. (4)

cerveceriaindustriaart1

Las condiciones económicas y políticas se presentaron en Nuevo León para la creación de grandes industrias. Dos leyes emitidas por el gobierno del estado le abrían las puertas a la etapa de la industrialización regiomontana. La primera, del 21 de diciembre de 1888, determinaba que los giros industriales, con capital mayor a mil pesos, quedarían exentos de pagar impuesto; la segunda, firmada por el general Bernardo Reyes, el 22 de noviembre de 1889, concedía exención de alcabalas municipales y estatales hasta por veinte años a las obras de utilidad pública, en las cuales quedaban incluidas las industrias. Las exenciones de impuestos que promovía el gobierno del general Bernardo Reyes, gobernador de Nuevo León, para la creación de empresas, permitían a los inversionistas disminución de gastos y aumento de inversión en maquinaria, así como contratación de personal.

La experiencia de Schnaider y la habilidad comercial de Calderón y Compañía vaticinaban un éxito total de la sociedad. Corría el año de 1889, y el maestro Joseph Schnaider, también conocido en Estados Unidos como “el tío Joe”, se desempeñaba como agente de la Cervecería Schnaider en México. Para entonces, según refieren Enriqueta Medina y Federico Arreola, “la Casa Calderón era la distribuidora para el norte del país de la famosa cerveza Schnaider, producida en San Luis Missouri”. (5)

Herencia comercial

Conocer la historia de la Cervecería Cuauhtémoc implica rememorar al tridente que la visualizó y ejecutó: José Calderón Penilla, Isaac Garza y José A. Muguerza, comerciantes y posteriormente empresarios exitosos.

Nacidos los tres en la ciudad de Monterrey, a mediados del siglo XIX, formaban parte de esa nueva generación de comerciantes emergida en la época de la Guerra de Reforma y la segunda Intervención francesa. Incluso Calderón Penilla había formado parte, en 1866, de la Guardia Local que combatió al imperio de Maximiliano de Habsburgo. (6) Nieto de Juan Francisco de la Penilla, primer cónsul español en Monterrey, hacia 1838, y prominente comerciante, José Calderón Penilla era hijo del español Pedro Calderón Velarde, quien fundó en 1854 la fábrica de hilados y tejidos “La Fama”, en compañía de Valentín Rivero, Gregorio Zambrano, Francisco Milmo, Enrique Graham y José Phillips, extranjeros avecindados en Monterrey.

Calderón contaba con su propio comercio, la “Casa Calderón”, establecido en 1864 y de gran fama en la ciudad y el noreste, y con la exclusividad de las ventas para la cerveza Schneider, de la ciudad norteamericana de San Luis Missouri.

Este negocio también floreció durante la administración que Calderón confiaba a Isaac Garza y José A. Muguerza (su hermano político), quienes con sus dotes administrativas convirtieron, en 1887, a la “Casa Calderón” en la razón social “José Calderón y Compañía”, la firma comercial más importante del norte de México.

El proyecto

Con la llegada del general Bernardo Reyes al gobierno de Nuevo León en 1886, se empieza a promover el desarrollo industrial de la región. Monterrey formó su aparato industrial con base en capital local y extranjero, y gracias a la protección que el Estado concretó mediante la exención de impuestos a importantes empresas.

Así, ante la caída de la actividad comercial en la región surgió en el lenguaje de esta sociedad una nueva palabra, sinónimo de prosperidad en estas tierras: industria. Nuevo León, siguiendo un proceso de desarrollo, era ya una entidad indiscutiblemente preparada para dar el salto hacia la industria en gran escala.

En el marco de esta política, José Calderón Penilla planeó el establecimiento su cervecería “El León”, junto con una fábrica de hielo en el antiguo molino de La Purísima, sobre las márgenes de los ojos de agua de Santa Lucía, a mediados de 1886, en terreno comprado a la familia Madero, que también tenía posesiones en esta ciudad.

cerveceriacuauhtemocauto

Los señores Tomas Radke y Carlos Hesselbar, ambos de origen alemán, habían instaurado pequeñas fábricas cerveceras en Monterrey años antes. La cerveza era, para 1886, una bebida poco conocida y de alto costo. En su gran mayoría importada y destinada al consumo de algunos extranjeros radicados en la ciudad, muy pocos nacionales habían tenido la oportunidad de saborearla. La mayor parte de los regiomontanos no conocía esta novedosa bebida, ya que el pulque y el mezcal ocupaban un lugar privilegiado entre el gusto popular.

Así surgió la cervecería “El León”, la gran aventura y el primer intento de José Calderón Penilla por establecer en Monterrey la industria cervecera mexicana, que al principio envasaba la cerveza en pequeños barriles. En 1889, la cervecería competía por el mercado de la región, ya que en el inventario de bienes por la muerte de Calderón Penilla se establece su funcionamiento, valorándose el total del importe de la finca en doce mil pesos.

A pesar de su prosperidad, “El León” era una fábrica pequeña y limitada en cuanto a producción, por lo que Calderón planeó, junto a su socio, el norteamericano-alemán Joseph M. Schneider, y su equipo, el establecimiento de una cervecería a gran escala. Y comenzó en la región, y en varios puntos del país, el proceso de industrialización, dadas las condiciones de paz y progreso que el presidente Porfirio Díaz había instituido desde su llegada al poder en 1876.

Sin proponérselo, “El León” se convertiría en el antecedente inmediato de la Cervecería Cuauhtémoc, que con su fundación dio paso a la etapa de la gran industria en Nuevo León y en la región.

Cerveza e industria

Durante la planeación de esta gran fábrica un suceso modificó los planes administrativos y, por ende, los estructurales: el 25 de marzo de 1889 falleció Calderón Penilla, víctima de un aneurisma, a los 46 años en su casa de Monterrey, ubicada en el número 88 de la calle Padre Mier. Precisamente cuando el proyecto de la cervecería que se llamaría “Cuauhtémoc” empezaba a adquirir forma, cuando más intensas y largas eran las primeras deliberaciones previas al nacimiento de la compañía que llevó al noreste mexicano a la era de la gran industria, la muerte sorprendió al principal promotor del negocio destinado a transformar positivamente a la ciudad. La fundación de esta empresa tuvo que esperar un año, cuando el sueño de Calderón Penilla se hizo realidad. El 8 de noviembre de 1890 se firmó la escritura por la cual se creó una compañía anónima con el objeto de establecer y explotar la fábrica de cerveza “Cuauhtémoc”,7 gran proyecto gestado en la casa comercial “José Calderón y Compañía”.

cartablancacerveart

Bajo la razón social “Fábrica de Cerveza y Hielo Cuauhtémoc”, la empresa inició sus operaciones en noviembre de 1890 con solamente setenta obreros, dos personas de administración y cien mil pesos de capital. Las oficinas se ubicaban en la “Casa Calderón”, también residencia de la viuda de José Calderón, doña Francisca Muguerza, y de su hijo José Calderón Muguerza, futuro presidente de Cervecería Cuauhtémoc, en ese entonces con apenas trece años de edad. La fábrica se construyó en las afueras de la ciudad, por la parte norte.

valletocerveart

Durante sus primeros años, la Cervecería Cuauhtémoc alcanzó cifras y premios mundiales que le permitieron internacionalizarse. Por ejemplo, en 1893 la cerveza Carta Blanca obtuvo la medalla de oro en un festival industrial efectuado en la ciudad de Chicago, Illinois, el primer premio obtenido por una cerveza mexicana a nivel internacional. Para 1899, la Cuauhtémoc se convirtió la quinta cervecera más importante del país (tabla I).

tabla1fabricacervezas

Desde la mesa directiva de esta empresa, se fundó e impulsó el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey en 1943. Dos años después se inauguró la Clínica de Sociedad Cuauhtémoc y Famosa para beneficio de sus trabajadores, antes de la creación del Instituto Mexicano del Seguro Social. Además, en 1957, el presidente de la república, Adolfo Ruiz Cortines, inauguró en Monterrey la colonia Cuauhtémoc, donde se entregaron 1318 casas a colaboradores del grupo. A la par, el desarrollo administrativo de la compañía ha mutado en varias estructuras que le han permitido sortear crisis y alteraciones sociales.

La historia de la Cervecería Cuauhtémoc representa un caso de éxito en la industrialización impulsada durante el porfiriato. Salvo lagunas de poder, durante la Revolución, ha logrado mantener su crecimiento y desarrollo a nivel nacional e internacional, y es un ejemplo de la industria mexicana surgida a finales del siglo XIX.

* Univerisdad Tec Milenio
Contacto: ecazares@hotmail.com

Referencias

1. García Naranjo, Nemesio. Una industria en marcha. Archivo General del Estado de Nuevo León, Monterrey, 1990, pp. 5-6.
2. Neira Barragán, Manuel. El Monterrey del ayer, p. 351
3. Medina, Enriqueta y Arreola, Federico. op. cit, p. 26.
4. Idem, p.28.
5. Ibid.
6. Archivo Histórico de Monterrey, Fondo Monterrey del Departamento en el Segundo Imperio, Colección Impresos II, Volumen 26, Expediente 10, Folio 2.
7. Archivo General del Estado de Nuevo León, Colección Permisos y Concesiones, Caja 1, Expediente 9.